Construcción

Las empresas constructoras tienen acceso a una amplia gama de información que puede ser deseable para sus competidores. La propiedad intelectual de una empresa, así como la banca corporativa son objetos primordiales. Las violaciones de datos junto con el fraude corporativo y el soborno reducen los márgenes de rentabilidad.

El negocio de la construcción enfrenta muchos riesgos internos tales como:

  • Violaciones de datos
  • Mal funcionamiento de los sistemas
  • Falla de la cadena de suministro
  • Desgaste de los clientes
  • Rotación de empleados
  • Pérdidas financieras

DESCUBRA CÓMO PROTEGEMOS A LAS EMPRESAS DEL RUBRO DE LA CONSTRUCCIÓN CONTRA LOS RIESGOS CORPORATIVOS INTERNOS. APRENDA MÁS:

Las empresas de la construcción se empeñan en proteger los datos en riesgo y en cumplir con las leyes y regulaciones aplicables a la industria. Los diseños, las tecnologías, las transacciones diarias, las bases de datos de clientes se harán públicas sin el control interno adecuado.

Una empresa constructora puede mejorar el control interno:

  • Controlando
    • El cumplimiento de los requisitos legislativos
    • Los contratos con clientes y proveedores
    • La documentación técnica y económica que acompañan a una licitación
    • Los proyectos y presupuestos
    • La información sobre los sitios de construcción
    • La documentación de seguridad laboral
  • Detectando
    • La compra de productos a mayor precio o de baja calidad
    • La vinculación entre empleados y la competencia
    • La compra de materiales de mala calidad como resultado de sobornos, comisiones ilegales o negligencia
    • Acuerdos comerciales ilegales y prácticas corruptas
    • Relaciones de los empleados con ex compañeros
    • Jugadores compulsivos, deudores, adictos y otros grupos de riesgo