Gestión del riesgo -
comportamiento

Los empleados son el activo más valioso e impredecible de una organización. No considerar al comportamiento humano como una variable de riesgo, puede causar importantes pérdidas financieras.

Una empresa es una entidad con vida propia, un ecosistema específico donde las partes están conectadas y comunicadas, sin esta interacción, los negocios no funcionarían. Los empleados son parte importante del desarrollo de cualquier organización y el ámbito laboral debe ser un espacio de cooperación saludable para todos.

El clima de respeto y colaboración en el ámbito laboral puede verse enormemente afectado por el factor humano, patrones de comportamiento que en algún momento pueden convertirse hábitos o incluso en rituales paralelos que perjudiquen la cultura corporativa, las actividades y los procesos.

Existen problemas comunes que se dan regularmente en el lugar de trabajo y deben ser consideradas:

  • Empleados que no están dispuestos a cooperar, ni a apoyarse entre sí
  • Gerentes que asignan tareas a sus amigos o familiares cuya competencia no se ajusta a las exigencias del trabajo
  • Empleadores que acosan y menosprecian a sus empleados de manera constante
  • Empleados desleales con sus colegas o con la empresa
  • Gerentes que no se ponen de acuerdo frente a sus colaboradores
  • Comportamiento inestable o mal carácter de un alto directivo
  • Rumores, chismes y patrañas
  • Infiltrados de grupos extremistas o miembros de sectas

COOPERACIÓN SALUDABLE

SearchInform proporciona un control exhaustivo que simplifica la gestión de riesgo mediante una identificación rápida y correcta de la fuente del problema. Un enfoque correcto mitiga y evita que se repita cualquier daño relacionado con el comportamiento humano en el futuro. Cualquier acción sospechosa (un mensaje de texto enviado a través de Skype que difama a un colega o que cuestiona las directivas laborales y la productividad del equipo) es detectada e informada.

Cada empresa debe implementar su estrategia comercial de manera adecuada. El análisis y evaluación de riesgos debe ser lo suficientemente inteligente como para reconocer los puntos débiles de la compañía, identificar necesidades específicas, determinar problemas individuales del personal y descubrir los caminos que se pueden recorrer para minimizar los riesgos.